Las mejores cervecerías madrileñas

En tiempos del Star System de Hollywood se decía que algunos estudios tenían más estrellas que el firmamento. Algo así le ocurre a Madrid con las cervecerías, más numerosas que cualquier otro tipo de negocio hostelero y casi que cualquier otro negocio en general.

Las cervecerías son tan parte de Madrid como las pirámides lo son de Egipto, con la diferencia de que en estas te asas de calor y en los templos de la cerveza madrileños te refrescas que da gusto. Ni punto de comparación a la hora de elegir destino.

El único problema a la hora de escoger una buena cervecería madrileña es precisamente ese, tener que escoger, porque en un mundo justo e ideal nuestra agenda y nuestro hígado deberían tener la suficiente capacidad para visitarlas todas a diario.

Pero mejor nos dejamos de películas de ciencia ficción y nos centramos en la realidad. Y la realidad es que hay algunas cervecerías de Madrid que son de obligada visita porque, sencillamente, son las mejores. Comencemos nuestro recorrido para disfrutar de la cerveza, esta bebida cuya historia comienza con los egipcios y se mantiene hasta el día de hoy según este artículo.

  1. Cervecería La Dolores

Situada en el número 4 de la Plaza de Jesús, es una de las cervecerías con mayor solera de Madrid (y del mundo, ya puestos). Se inauguró ni más ni menos que en el año 1908, y aún hoy está considerado uno de los locales de la capital de España en los que mejor se tira la cerveza.

Aunque su tapa por excelencia es la de aceitunas con anchoas, puedes acompañar perfectamente tu rubia con unos buenos canapés de queso, salmón o jamón, que nada tienen que envidiar a las anchoucas.

  1. Cervezas La Fábrica

Muy cerquita de La Dolores se encuentra esta magnífica tasca, un lugar estupendo para seguir con la ruta cervecera sin pisar mucho la calle, que hace frío. Maridar su magnífica cerveza de barril con unas tapas de chorizo o queso es un placer celestial de los que te hace levitar.

  1. Bar Loreto

Disfrutar de una buena caña en este mítico bar es tan fácil como difícil es pronunciar el nombre de la calle en la que abre sus puertas: Hartzenbusch (así se escribe, aunque nadie sabe muy bien cómo se pronuncia).

No solo tiene una cerveza de primera y bien tirada, además sus tapas son pantagruélicas, de esas que con unas rondas ya te das por comido.

Este pequeño mesón no es de los más conocidos de Madrid, y ni falta que le hace. Sus tapas de bacalao y de albóndigas deben seguir siendo un secreto por mucho tiempo, que luego no hay quien encuentre sitio en su interior.

  1. El Cangrejero

Situado en el número 25 de la calle Amaniel, la fama del local se debe tanto a su maravillosa cerveza como a haber sido fundada en el lejano año 1935 justo al lado de la que fuera antigua fábrica de Mahou. Vamos, que el reparto se hacía prácticamente al vuelo de mano a mano.

En El Cangrejero la cerveza se tira como mandan los cánones y las buenas costumbres, sin prisa, pero sin pausa, en dos tiempos, con la espuma justa y la temperatura a sus grados.

  1. Bodega de la Ardosa

Situada en la calle Colón, n.º 13, tiene la merecida fama de ser uno de los bares más concurridos de la capital. Y no es para menos.

Sus pintas de cervezas internacionales están bien tiradas. Tomarte una Budweiser, una Pilsner Urquell o una Guinness acompañadas de unas olivas o de un pincho de tortilla española es toda una experiencia paneuropea (por llamarla de alguna manera).

  1. Bar El Boquerón

Uno de los grandes templos cerveceros del multicultural barrio de Lavapiés, una de las zonas de cañas y tapas más memorables de la capital. Siempre animado y lleno de público, es una delicia observar la pericia de los camareros a la hora de tirar las cañas a una velocidad supersónica dejándolas perfectas (hacer las cosas deprisa y mal sabemos todos, lo de estos profesionales es puro arte).

Y como tapa, ese clásico entre los clásicos que da nombre al establecimiento: el boquerón (en vinagre, por supuesto). Si algo marida bien con la cerveza, es este bendito pescado azul. Y si no te gustan, no pasa nada, unos camarones, unas gambitas a la plancha o unas ostras, y arreglado.

  1. Cervecería Restaurante Cruz Blanca de Vallecas

No podíamos terminar nuestro recorrido sin hacer una parada en el Valle del Kas (Vallecas para los foráneos), concretamente en el Cruz Blanca, situado en el número 58 de la calle Carlos Martín Álvarez.

Además de convertir el oficio de tirar cañas en arte, este local madrileño es el no va más sirviendo tapas de patatas fritas y de paella. Una auténtica delicia.

Aquí ponemos punto final a nuestra excursión por las mejores cervecerías de Madrid, pero tú puedes continuar indefinidamente descubriendo verdaderos santuarios como el Bar Ponzano, la Fábrica Maravillas, El Sainete, la Bodega de la Ardosa o el Bee Bear. Recuerda, en Madrid hay tantas buenas cervecerías que estrellas en el cielo.

Rating: 1.0. From 1 vote. Show votes.
Please wait...
Las 7 mejores cervecerías madrileñas que no puedes perderte

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

captcha

Please enter the CAPTCHA text