El pasado martes día 4, La Fábrica 21 abrió sus puertas para enseñarnos una variada carta de cervezas y comida. De hecho, se trata más bien de la reapertura de lo que antes era la antigua Fábrica Museo de la Cerveza.

Tras la remodelación, el local de la Calle Génova 21 se ha transformado en un espacio ideal para todos aquellos cosmopolitas que quieran disfrutar de platos de calidad, en un lugar cómodo y agradable y sin renunciar a una oferta diferenciada de cervezas a un precio más que ajustado (el precio medio por botella es de 4€). Además, su ubicación en pleno centro de la ciudad, convierte a la fábrica museo en una buena opción para disfrutar, tanto de día como de noche, de cervezas o salchichas alemanas.

cerveza-la-fabrica21Haciendo un repaso de su carta de cervezas, podemos ver que tienen la alemana Paulaner, las belgas Affligem Triple, Judas o Mort Subite Kriek y otras marcas que completan la oferta como Heineken, Sol, Desperados, Radler y Birra Moretti.

El ambiente del local anima a acompañar estas cervezas de tapas de salchichas, croquetas de jamón o nachos. Para los que necesiten algo más para llenar su estómago, el codillo alemán es uno de sus platos protagonistas, aunque también hay arroz, pollo, bacalao, hamburguesas o tacos.

Durante la degustación, pudimos probar el salmorejo, ceviche, tartar de salmón, pollo crujiente (picante), salchichas alemanas, croquetas y hummus. Sin ninguna duda, para repetir, son su pollo crujiente y las croquetas de boletus.comida-la-fabrica21

En cuanto al local, lo que más llama la atención es su curiosa decoración, que fusiona elementos de la fábrica con otros más sofisticados. Consta de un vestíbulo, un comedor, una planta alta y el sótano, con inmensas lámparas de cristal colgando del techo y una decoración de lo más urbanita. Fue el sótano el lugar escogido en la inauguración para servir todo tipo de bebidas.

Además de ser un local enorme y muy acogedor, la terraza convierte a La Fábrica en un espacio ideal mientras tomas una cerveza o algo de comer, lugar también para fumadores que no quieren renunciar a su vicio sin molestar.

Si bien el menú es algo caro, toda la comida está deliciosa y el trato del personal es inmejorable. Por no olvidar su excelente ubicación y la posibilidad de degustar cervezas que en otros sitios es imposible de encontrar.

Para todos aquellos que se decidan a ir, el precio medio por cerveza y picoteo, puede rondar los 12€ por persona.

Rating: 5.0. From 1 vote. Show votes.
Please wait...
Inaugurando La Fábrica 21

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

captcha

Please enter the CAPTCHA text